A propósito de…

A propósito de…

122
0
Compartir

Este martes las diputadas de Nuevo León se manifestaron a grito abierto en contra del gobierno federal y su política de salud pública, sobre todo por el desabasto de medicinas para el cáncer.

Aunque por un momento el numerito parecía un acto auténtico de solidaridad, termino siendo un mal espectáculo, sobre todo porque algunas legisladoras se plantaron al frente de la tribuna, con el rostro lleno de hipocresía y falsedad.

No diremos nombres para no herir susceptibilidades, pero basta con ver las fotografías para detectar el oportunismo político y mediático de algunas de ellas.

En otro asunto (no menos relajado) se dio a conocer la instrucción del Tribunal Electoral, que les ordena (una vez más) a los diputados, la sancionen en contra del Gobernador Jaime Rodríguez y al Secretario de Gobierno Manuel González.

Y debido a que la indicación es contundente y precisa, a algunos legisladores de las distintas bancadas no les costó trabajo sentar en el banquillo de los acusados al Secretario de Gobierno, Manuel González, de quién dijeron, no tendrían problema en sancionar con la destitución como lo establecen los acuerdos.

Desde hace mucho se dijo, que en el tema de las sanciones a los funcionarios podrían haber algunos acuerdos para aplicar la del primo Lolo y alargar los tiempos hasta que- de ser necesario- se rompiera el hilo por lo más delgado y, desde el recinto legislativo, se le cubrieran las espaldas al titular del ejecutivo estatal.

En el caso de los aspirantes-nada aspiracionales- Este miércoles a más de uno tomo por sorpresa que el alcalde de Apodaca, Cesar Garza, posteará en su cuenta de Facebook una imagen de Javier Duarte, Gobernador de Veracruz y y Emilio Lozoya, ex director de Pemex, tachándolos como lo peor de lo peor.

¿Será que el desmarque de los ex funcionarios priístas tiene que ver con alguna de sus aspiraciones políticas? o ¿Porque al igual que muchos mexicanos, ya le llegó el hartazgo por el partido tricolor?

La idea es que, así como el edil apodaquense, hay muchos encuerdados, que por debajo del agua y a flote, se siguen moviendo, con la esperanza de mantenerte en la escena de la función pública. Ya veremos los méritos que hagan con la ciudadanía para merecerlo.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta