Cadereyta: Pueblo chico, Cochinero grande

Cadereyta: Pueblo chico, Cochinero grande

314
0
Compartir

Por @LadelAseo

Hola, espero que no me hayan extrañado, pero es que como los burócratas andaban de puente, por el día de Halloween, muertos y porque no les gustra trabajar a los Lic. solo cobrar como a mi, pues me tome unos días también, para no desentonar.

Y bueno ahora que ando limpiando por las oficinas de Cadereyta, les platico que las cosas aquí estan peor que el cochinero de la Expo, y lo digo por los animales, los animales que exponen, no los que se exponen.

Pues resulta que me cuenta la secre del alcalde, Cosme Leal Cantú, que su antecesor, (no se que sea eso), «El Bigotón» Ernesto Quintanilla Villarreal, y su tesorero, Juan Bautista, no es el de la biblia, este es un malandro, así me dijo, dejaron una deuda de 230 mdp, y esto compromete al municipio de Cadereyta con lolita, osea los de Hacienda.

Según me dice, el alcalde pondrá una denuncia porque estos 230 millones se le deben a la Secretaría de Hacienda y tiene que ver con 118 millones de ISR que no le enteraron a hacienda, además de otros 74 millones por errores en los procedimientos.

Por ahí alcance a escuchar al lic, que tenia a 30 centímetros de distancia, (no se porque tan juntito), que Juan Bautista, a través de la empresa Dahivon tramitó una devolución de impuestos del año 2016 y anteriores por 51 millones a la SHCP, pero se los negaron y ahora el municipio tendrá que pagar por penalización más 37 millones.

Total, que este pueblo ya debe hasta los calzones y ni los ha estrenado.

La Secre dice que las cosas no paran ahí y que falta ver si las devoluciones que hizo Dahivon de los impuestos retenidos en el 2017, también traen sorpresa para navidad.

Osea que a Dahivon se le pagaron 27 millones de pesos por sus malos «servicios”, hacienda le entregó a Cadereyta 51 millones y ahora las autoridades de ese municipio se tienen que caer con 23 millones más por penalizaciones.

Soy medio burra para las matemáticas, pero a simple vista las cifras no me cuadran, porque entre todo, al final suman casi los 230 millones de pesos.

Imagínense si de ese tamaño están las transas de Cadereyta, como estarán las de los otros municipios que reciben más presupuesto.

Con cuanto se empacharan los alcaldes y sus allegados.

Ya mejor me voy a seguir limpiando estos cochineros que cada vez están peor.

Los de limpieza son gente honrada.

No hay comentarios

Dejar una respuesta