Policías y Matrimonio; pareja por partida doble

Policías y Matrimonio; pareja por partida doble

20
0
Compartir
Ser policía no es una tarea sencilla, sin embargo para José Alfredo Del Ángel y para Nayeli Guerrero Flores desempeñar este oficio y vivir en familia se  ha convertido en su estilo de vida.


José Alfredo Del Ángel, llegó desde Veracruz a buscar un mejor futuro a Nuevo León, por lo que solicitó trabajo en el departamento de Seguridad Pública de Santa Catarina en donde se desempeña como elemento de la Policía de Proximidad desde el año 2015.

En su labor  como oficial de Policía encontró  en Santa Catarina a Nayeli Guerrero Flores  una policía de Análisis Municipal que se convertiría en el amor de su vida.

Desde muy temprana hora comienza la rutina para esta pareja de esposos quienes  tienen  cuatro pequeños, a quienes alistan para llevarlos a la escuela.

Entre José Alfredo y Nayeli preparan el desayuno y cambian de ropa a los menores  para después llevarlos a la escuela y posteriormente dirigirse a su sitio de trabajo.

Al llegar al trabajo y debido a la gran labor y responsabilidad que tienen de proteger y servir a los santacatarinenses, esta pareja se separa por algunas horas para cumplir con sus responsabilidades policiales.

«Es difícil y complicado, en el trabajo no nos conocemos cada quien en su área hasta que salimos nos venimos juntos», expresó Nayeli Guerrero Flores.

Para José Alfredo trabajar como Policía del Gobierno de Santa Catarina le ha cambiado la vida al brindarle la oportunidad de garantizar la educación de sus hijos así como la estabilidad financiera que requiere una familia.

«El apoyo que nuestro Alcalde nos ha dado y estamos cómodos en el trabajo porque nos ha proveído de apoyos, uniformes y buen sueldo», dijo José Alfredo Del Ángel.

El respeto y el servir como buenos ciudadanos a quienes los rodean son los dos valores primordiales que Nayeli y José Ángel inculcan diariamente a cada uno de sus  cuatro hijos.

Es por eso que para el futuro de sus pequeños simplemente buscan que  estén en un lugar, que se sientan seguros, contentos y felices.

Esta es tan solo una de muchas historias de quienes protegen la vida y seguridad de los ciudadanos, una familia que además de servir al frente de la Policía de  Santa Catarina, trabajan diariamente por sacar a sus hijos adelante a través del buen ejemplo que sus padres les enseñan en casa .

No hay comentarios

Dejar una respuesta