Responsabilizan a Alcalde de Cadereyta por abusos y extorsiones

Responsabilizan a Alcalde de Cadereyta por abusos y extorsiones

116
0
Compartir

El incremento en los abusos y extorsiones por parte de policías, además del aumento en delitos patrimoniales que se registran en Cadereyta Jiménez, es responsabilidad directa del alcalde, Ernesto Quintanilla Villarreal, denunció la dirigencia del PAN en ese municipio.

Alberto Aguilar Hernández, presidente del comité municipal panista, dijo que estás problemáticas se les suma la de la renuncia de la directora de seguridad, quien dejó su cargo al encontrar diversas anomalías en la dependencia municipal.

«A toda esta problemática de corrupción y abusos por parte de quienes se supone deben cuidar a la gente se agrega la renuncia de la directora de Policía, debido a que no aceptó prestarse a las actividades turbias de Villarreal», señaló.

Aguilar Hernández, agregó que en las últimas semanas se han intensificado las denuncias contra elementos de la Secretaria de Seguridad Pública y Vialidad jimenenze por abuso de autoridad, extorsiones y amenazas hacia ciudadanos y pequeños comerciantes.

Explicó que los unifornados, por órdenes directas del alcalde o de sus jefes superiores en la corporación «acuden a los comercios en pequeño, tiendas o cualquier giro de ventas y servicios con el argumento de que se violan disposiciones municipales de Salud o de otro tipo, para exigir dinero y asi evitar una clausura del local».

El panista reiteró que esta situación la enfrentan los ciudadanos dia a dia, debido a una intención recaudatoria del alcalde Ernesto Villarreal, por un lado, y porque además a fallado en su estrategia de brindar seguridad y tranquiliidad a la población.

«Ya son dos años y medio que lleva como presidente municipal, y los delitos van en aumento porque no ha sabido implementar una estrategia adecuada», añadió el panista.

En este sentido, Alberto Aguilar, indicó que la renuncia de su directora de Policía, apenas a unas cuentas semanas de haber asumido el cargo, mostró la verdadera situación que se vive en la corporación de corrupción y abusos.

Dalia Judith Picón Lara, la jefa policial, renunció a la dirección de Policía de la Secretaria de Seguridad Pública y Vialidad del municipio de Cadereyta Jimenez este miércoles, debido a que encontro graves irregularidades en esa corporación.

«Nadie acepta permitir y solapar los excesos del alcalde, por eso la funcionaria optó por renunciar y evitar ser cómplice», concluyó.

No hay comentarios

Dejar una respuesta